New MMSA spank logo

Toni y Ricardo
Parte 1

by Catafracta

Go to the contents page for this series.

Copyright on this story text belongs at all times to the original author only, whether stated explicitly in the text or not. The original date of posting to the MMSA was: 17 Oct 2010


Ricardo y Toni.

En una de las ciudades mas grandes del mundo, la ciudad de mexico. Vivia un niño, de nombre Toni, el vivía cómodamente en un departamento con sus padres, acudía a la escuela como cualquier niño, miraba televisión, jugaba juegos de video, y una vez al mes, invitaba a sus amigos, a jugar juegos de mesa, y mirar películas.

Toni tenia 14 años, era delgado, de estatura media y de piel blanca, en general era un niño muy atractivo. Y feliz. hasta que un dia en la escuela, le llamaron a la dirección, donde ya le esperaba su abuelo, al entrar en la habitación sintió un escalofrio, y no pudo evitar sentirse preocupado, como si estuviera en problemas.

Poco a poco, su abuelo y el director le explicaron que sus padres habían tenido un accidente en su automóvil, y habían perecido al instante.

Toni se sintió fuera de su cuerpo, casi como si estuviera viendo una tragedia en televisión.

Los días pasaron rápidamente, hubo un funeral, y entierro. Todo lo vivió entre sombras. No sabía cómo reaccionar entre la gente.

Hasta que su atención se pudo centrar en un hombre conocido. Era su tío enrique, el era un artista, y vivía en un pueblo a las afueras, el lo había visto muchas veces, pero poco sabia de él.

Luego sus abuelos, y su tío lo llevaron a una habitación, donde le comunicaron que de hoy en adelante tendría que vivir con su tío, en su casa en provincia, Toni en realidad no dijo nada, ya que no era una pregunta, y sabia que su tío sería el más indicado para cuidarlo, ya que sus abuelos eran ya muy grandes.

Esa tarde su tío y sus abuelos empacaron sus maletas y partieron esa misma noche. Durante el camino, su tio trato de hablar con el muchacho, pero el tenia muchas cosas en la cabeza, y aun no estaba seguro que seria de su vida, en adelante.

El camino duro unas cuatro horas, hasta pasada la media noche, cuando llegaron a una gran casa, rodeada por un denso bosque. Toni estaba profundamente dormido, cuando escucho, ladridos a su alrededor.

Cuando se incorporo, estaba siendo cargado por su tío, y sentía las frías narices de los perros, en sus manos. Al entrar a la casa vio un gran estudio, pinturas y grabados colgados en la pared.

Su tío lo llevo a una habitación en la planta alta, donde finalmente lo acostó en una cama. le retiro delicadamente los pantalones y los zapatos, y lo metió debajo de las sabanas, apago la luz, y salió cerrando la puerta a sus espaldas.

Al despertar al otro día, sintió un cálido ambiente, miro la habitación en donde estaba, y noto que sus cosas estaban en los estantes, se puso los pantalones que descansaban en una silla, frente a un escritorio.

Bajo las escaleras, y encontró a su tío en la cocina. Quien lo recibió con un abrazo, y un beso en la frente, Toni lo rodeo con sus brazos, y puso su cabeza en el fuerte pecho de su tío.

Como has dormido?

Bien!. Contesto casi como un susurro

Bueno, pues esta es mi casa, y de hoy en adelante será tu hogar, esta es la cocina, y la sala, y en el fondo esta mi estudio, donde podrás entrar solo cuando yo este, tu cuarto es donde dormiste hoy, puedes decorar las paredes como quieras, y es parte de tus responsabilidades tenerlo limpio.

Ahora, desayuna que tenemos que ir a la escuela a inscribirte.

Después de unos 30 minutos, entraron al pueblo, y se detuvieron en un viejo edificio. Al salir del coche, se escucho el bullicio de escuela. Fue poco el tiempo que tardo en estar inscrito y regresaron a la casa.

En el camino empezaron a hablar. Después de una conversación sin importancia, las cosas empezaron a ponerse serias.

Toni, has de saber que creo fielmente en la disciplina, y que habrá un severo castigo, si no cumples con la escuela, y tus responsabilidades en la casa, que serán tener tu cuarto limpio, y darle de comer diariamente a los perros.

Quiero que seas un hombre de bien, el hombre que tus padres les gustarían que fueras.

La conversación siguió hasta la casa, donde el tío enrique siguió explicándole sus obligaciones, y las consecuencias de no cumplirlas.

Al otro día, fue su primer día de escuela, su tío lo condujo hasta la entrada, al entrar noto que las miradas estaban sobre él, el niño nuevo, otro niño se le acerco, tendiéndole una mano.

Toni estrecho la mano del desconocido.

Hola, soy Ricardo, eres el sobrino del señor enrique, verdad?

Sí, me llamo Toni.

Hola Toni, yo soy tu vecino, mi casa está a unos 500 metros de la tuya.

Los niños siguieron hablando, y después de clases, el tio enrique estaba ahí para recojerlo.

Para la sorpresa de Toni, su nuevo amigo Ricardo, fue invitado a acompañarlos en el coche.

Ya en camino a su casa, el tío enrique, hablo con el joven Ricardo, como si fueran viejos conocidos. Toni no dijo nada en el camino, hasta que llegaron a la casa de Ricardo.

Toni, quieres ir después de la comida, al rio?

Mi tio me miro un segundo, como esperando una respuesta.

Si claro!

Mi tio esbozo una sonrisa, y siguió el camino.

Un par de horas después Ricardo paso a la casa por Toni, y los dos salieron caminando internándose en el bosque, caminaron unos 30 minutos hasta que llegaron al rio, era un gran estanque, que era abastecido por un pequeño rio, el agua parecía muy limpia y clara.

De pronto, Ricardo comenzó a quitarse la ropa, Toni se sintió un poco fuera del lugar, pero permaneció callado, Ricardo, se quito la playera, y siguió con su pantalón, y deslizo sus dedos en el interior de su ropa interior, la cual deslizo suavemente en su piel y la bajo a sus tobillos, toni miro su cuerpo, Ricardo tenia un cuerpo, mas fuerte que el de toni, y un firme trasero, con perfecta forma. Rápidamente se desiso de su ropa interior y se tiro al estanque.

Toni miro quieto aquella extraña escena.

Que te pasa no te vas a meter?

Toni respondió con una mirada de inseguridad.

No te preocupes, este rio esta dentro de los terrenos de mi padre, y solo mis hermanos y yo venimos aquí, anda metete, que nadie te vera.

Toni se despojo lentamente de su ropa, basilo un momento al llegar a su ropa interior, no quería que Ricardo, lo viera completamente desnudo, pero no tenia opción, se bajo el calzon, y lo puso encima de su ropa.

Al dar la vuelta noto que Ricardo lo miraba, y se apresuro a tirarse al estanque.

Nadaron por un tiempo, luego se vistieron y siguieron con su camino.

Te has masturbado?

La pregunta conmociono a Toni, al parecer en este pueblo la gente decía las cosas sin tapujos, aun así le era requerida una respuesta.

Si, algunas veces.

Ahhh , entonces, mañana traeré una revista, que te va a gustar, y podrás jugar con ella.

El comentario le sorprendió, pero sintió curiosidad.

Ricardo ya se habia convertido en su mejor amigo, en la escuela y fuera de ella.

Al otro dia en la escuela, toni escucho un barullo en el patio, Ricardo se estaba peleando, con uno de sus compañeros, rápidamente toni, se metió para separarlos, al terminar la pelea, noto que Ricardo sangraba de la nariz, y que unas gotas de sangre le habían caído en la camisa.

Un profesor llego rápidamente, y llevo a los tres niños a la dirección, donde la directora, les dio una larga charla sobre disciplina, y la correcta forma de tratarse entre compañeros.

Y les repartió unas hojas de reporte a cada uno, que habían de traer firmadas al otro día.

A la salida, Ricardo no salió para abordar el automóvil, así que Toni y su tío recorrieron el camino solos.

Me pusieron un reporte! El chico confeso tristemente.

Porque?

Por meterme en una pelea.

Ya habíamos hablado de eso, sabes que te espera un fuerte castigo, verdad?

Si. El chico bajo la cabeza, aun sin saber lo que le esperaba.

No se hablo más en el camino, hasta cruzar la puerta de la entrada.

Ve a tu cuarto.

El chico asintió con la cabeza, y se dirigió a su habitación.

Se sentó en la cama, se sorprendió al notar que sentía miedo.

Su tío enrique, entro por la puerta, y le miro, el chico le regreso la mirada, y luego la dirigió a su mano, que sostenía una gruesa tira de cuero negro.

Bájate los pantalones, y voltéate.

El chico se sorprendió, y le vergüenza de ser azotado desnudo lo invadió.

Bacilo por un momento y se puso de pie, lentamente dirigió sus manos al botón de su pantalón, y lo soltó, dejándolo caer a la altura de sus tobillos, luego metió sus dedos en la cinta de su ropa interior, y la bajo hasta sus rodillas. Luego miro por un segundo los ojos de su tio, esperando encontrar una señal de indulgencia. Pero nada. Su tio le miraba casi enojado.

Voltéate y pon las manos en la cama.

Toni, no tuvo más remedio que voltearse y agacharse a poner sus manos en la cama. dejando su desnudo trasero expuesto. Un perfecto trasero, un poco regordete y firme e la vez, de piel blanca y suave, era casi un pecado azotar algo tan lindo.

Su tío puso la mano en su espalda baja, y subió su camisa.

Listo.

Ajahh. Dijo en voz baja. Asintiendo con la cabeza.

Escucho como su tío tomo aire. Y el sonido de la cinta, cortando el aire. SLASH, el primer golpe cubrió toda la extensión de su trasero. Con un fuerte ruido, y posteriormente con un intenso dolor.

SLASH, SLASH uno tras otro los golpes fueron llegando, a su ya adolorido trasero, la piel inmediatamente cambiaba de color, de rosa a blanco, y luego a un rojo intenso, lagrimas empezaron a fluir de sus ojos, y el dolor empezaba a subir por su espalda.

SLASH, SLASH su tío no dejo descansar su trasero hasta el quinto golpe. Suspiro al ver la escena de su joven sobrino, agachado en la cama, y sus pequeñas nalgas rojas, y con líneas que había dejado la cinta. Se estremeció, pero en su cabeza no había duda de que estaba haciendo lo correcto. El niño lloraba en silencio.

Aguanta, solo faltan 3 más.

El tío dijo con la voz entrecortada, y siguió con los azotes, tirando rápidamente el brazo atrás, y trayéndolo con velocidad, hasta asestar el golpe.

SLASH, SLASH, SLASH el último golpe le arrebato al niño un grito, y no pudo mas, se tiro sobre la cama.

El tío luego saco el papel de la mochila del chico y lo firmo.

Luego camino, a la puerta, dirigiéndole una mirada al chico que se había quedado tumbado sobre la cama, aun desnudo llorando con la cabeza en la cama. Se sintió triste, al ver la tersa piel del trasero de su sobrino, muy lastimada y roja. Suspiro una vez mas y salió de la habitación.

Después de unos momentos, Toni, se incorporo, se puso su ropa, con mucha delicadeza tratando de tocar lo menos posible su trasero. Y se acostó, con el la barriga en la cama, y lloro hasta que se quedo dormido.

Más tarde, salió de su habitación, y encontró que su tío se encontraba en su estudio.

Abrió la puerta lentamente y lo miro concentrado en uno de sus pinturas, el despego la mirada de su trabajo un momento y la dirigió al niño que lo miraba temeroso en la puerta.

Puedo salir a caminar? Pregunto al fin.

No llegues tarde, dijo seriamente, regresando la mirada a su trabajo.

Toni, salió de la casa, mirando sus pasos camino, casi sin rumbo fijo, solo quería tomar aire.

Al poco rato noto que le parecía conocido el terreno, sin haberlo planeado llego al rio, en donde había estado el día anterior. Se sintió contento por un momento, y se sentó en el pasto para pensar sobre lo que había pasado.

Se quedo en silencio por un buen rato, hasta que sintió algo sobre su hombro.

Al voltear la mirada, miro que era Ricardo, que había puesto su mano en su hombro, lo miro por un momento, y regreso la mirada.

Estas enojado verdad?

Toni siguió callado, claramente enojado, y con la mirada en la lejanía.

Tuviste problemas por lo que paso en la escuela verdad?

Mi tío me golpeo. Dijo en voz baja. Bajando la cabeza.

Ricardo, sintió un escalofrio, y se sintió muy culpable.

Y porque te estabas peleando?

Porque ese tipo me insulto. ( era mentira, la verdad es que el otro muchacho, había insultado a Toni, en presencia de Ricardo)

Los dos chicos se mantuvieron en silencio, por un momento más.

Tu no tendrás problemas con tus padres?

No, a mis papas, no les interesa mucho lo que pase en la escuela, no me castigan a menos de que falte a mis labores en la casa.

Toni bajo la mirada una vez más.

Quieres nadar?

No, Toni contesto, con la voz entrecortada.

Pero Ricardo no insistió, he insistió. Hasta que Toni no pudo negarse más.

Rápidamente Ricardo se quito la ropa, y espero a que Toni, se quitara la suya. Lo ayudo a quitarse la playera, y la puso junto a su ropa, mientras Toni se bajaba el pantalón.

Estaban uno frente al otro, cuando Toni se bajo el calzón, y se volteo para dejarlo con sus pantalones detrás suyo.

Fue entonces cuando Ricardo pudo ver el daño en el trasero de su amigo, y sintió un nudo en su garganta. Era la culpa la que lo carcomía, las dos nalgas de Toni, tenían un rojo intenso, con claras marcas de la correa con la que había sido azotado, era claro del intenso dolor que había tenido que soportar, y que seguramente aun sentía.

Ricardo se quedo en silencio, y los dos entraron al agua.

Toni miro a su amigo, claramente su ánimo había bajado mucho.

Qué te pasa?

Tu trasero, eso fue por mi culpa.

No te preocupes, ya no duele mucho.

Los dos guardaron silencio por un momento, hasta que Ricardo algo animado dijo.

Pégame tu a mí, yo te metí en problemas, y solo tú fuiste castigado.

Como crees?, no te puedo pegar, mejor olvídalo, y sigamos como si nada hubiera pasado.

Pero como siempre Ricardo, presiono a Toni, hasta que tuvo que exceder.

Cuando por desesperación, Toni le dijo que si, rápidamente Ricardo, salió del estanque, y se dirigió al lugar donde se encontraba su ropa, seguido por Toni, que caminaba lentamente, no muy feliz de lo que estaba pasando.

Ricardo, tomo de sus pantalones el su cinturón, se dio la vuelta, y se lo dio a Toni.

Sin decir más, se agacho poniendo sus manos en sus rodillas.

Empieza.

Toni miro, casi con ternura, a su amigo, desnudo totalmente, con un prefecto trasero, listo para ser azotado, y sus testículos, que casi se escapaban de entre sus piernas, unas piernas muy fuertes, y una piel muy delicada como la suya.

Toni se tomo un momento, no quería golpear a su amigo, pero sabía que Ricardo era muy persistente, y algo más. Su pene respondía, a la situación, sentía placer al mirar el desnudo cuerpo, que le ofrecía sus nalgas, y por otro lado, se sentía con poder.

Así que por fin se decidió, SLASH, asesto el primer golpe, midió su fuerza, que no era nada comparado con lo que su tío le había hecho soportar. Ricardo, soltó un pequeño gemido de dolor, y Toni miro con detenimiento, la tenue línea roja, que se empezaba a mostrar el precioso trasero de su amigo.

SLASH, el cuerpo castigado brinco levemente como un espasmo involuntario, Toni estaba disfrutando el castigo, la presión se abultaba en su pelvis. SLASH, el tercer azote logro arrebátale el aire a Ricardo, SLASH, si darse cuenta, Toni empezó a golpear el firme trasero con mucha fuerza. SLASH, SLASH, SLASH hasta que la razón volvió a su cuerpo, y pudo ver el daño que había hecho, el cinturón, había dejado el trasero de su amigo, rojo y las nalgas y piernas de Ricardo temblaban, parecía que sollozaba, pero no se movía de su lugar.

De pronto Toni sintió como un golpe por debajo de su estomago. Y una intensa sensación lo sobrecogió.

Estaba teniendo un orgasmo. Su firme pene, estaba soltando con toda su fuerza, su semilla, alguna cayendo sobre el trasero de Ricardo. El cual no se movió ni un centímetro.

Toni se estremeció, no sabía cómo había pasado eso. Dejo caer el cinturón.

Perdóname, dijo mientras tomaba su ropa, y caminaba rápidamente alejándose del lugar. Camino por un momento, y se detuvo para vestirse. Había escapado tan rápidamente, que olvido su ropa interior, pero no le dio importancia, y camino rápidamente en dirección a su casa.

Ricardo, no dijo nada, mientras su amigo escapaba. Le dolía el trasero pero seguramente nada comparado con lo que Toni había soportado, sabía lo que le había sucedido a toni pero no le dio mucha importancia, luego camino al estanque, se metió en el y se limpio el trasero.

 

Toni entro a su casa, rápidamente, miro a su tío, quien estaba en la mesa, con dos platos.

Voy a mi cuarto.

No vas a cenar?

No tengo hambre, Toni había olvidado el castigo de su tío, la confusión por lo que había pasado en el estanque lo había dejado anonadado.

Subió a su habitación, y pensó en lo sucedido hasta que se quedo dormido.

El siguiente día, era fin de semana, así que no tenía que levantarse temprano. Así que permaneció en su cama hasta pasadas las 9 de la mañana.

De ponto se escucho como tocaban a su puerta.

Entra.

Su tio entro a su habitación, se sento en la cama, a un lado de toni.

Voy a ir a la ciudad, tengo que buscar unos materiales, y visitar a mi galerista.

Quieres ir o te quedas aquí?.

Me quedo.

Bueno, pues hay comida en la cocina,